6 mar. 2017

CIUDADES SOSTENIBLES Y ARBOLADO URBANO

Las ciudades son el lugar donde vive el mayor porcentaje de población humana del planeta, motivo por el cual éstas hacen un esfuerzo cada vez mayor por contribuir a lograr la prioridad ambiental más importante que se ha fijado la humanidad: luchar contra el cambio climático. Son diversos los aspectos que se deben abordar, pero si nos concentramos en el enfoque que nos provee la Organización de Naciones Unidas (ONU), el ámbito de preocupación será el efecto invernadero.

La disminución de gases de efecto invernadero se puede lograr plantando árboles (sumideros de carbono), conservando los bosques, construyendo edificios eficientes (de forma inteligente), utilizando medios de transporte que no emitan CO2 (caminar, bicicleta, vehículos eléctricos, etc), haciendo más eficiente el consumo de electricidad (Eficiencia Energética) para evitar que se activen las centrales termoeléctricas que funcionan en base a combustibles fósiles, disminuyendo el volumen de basura(reciclando y varias R's mas).

Una de las medidas que han tomado ciudades como Curitiba, es la de alejar el transporte público del centro de las ciudades, por medio de la creación de corredores altamente eficientes. Esta medida ha posibilitado desincentivar el uso del automóvil, disminuyendo de forma consistente las emisiones de gases de efecto invernadero que el parque automotriz genera. Podríamos decir que Transantiago es un intento malogrado por lograr los mismos estándares de sostenibilidad que Curitiva.

Curitiba: Corredor Transporte Público
En este contexto se puede destacar lo realizado en la comuna de Santiago, donde se han remodelado diversas calles, procediendo a eliminar vías para vehículos motorizados, destinando esos espacios al tránsito peatonal. Esta situación se puede observar en el siguiente video que fue tomado en la esquina de Merced con San Antonio.

Estas medidas representan un cambio de política en lo que a movilidad urbana se refiere y han quedado atrás los tiempos en los que el auto: particular, taxis y colectivos eran los dueños de las calles de nuestra ciudad. El ensanchamiento de calles para permitir mayor ingreso de autos al centro de las ciudades es un error que atenta con la la sostenibilidad urbana y contribuye a acelerar el cambio climático.

Sin embargo, el árbol no puede quedar fuera de las políticas de vialidad. Los beneficios que entregan los árboles en la ciudad son apreciados por sus habitantes, contribuyen a mitigar el cambio climático. Pero la falta de vinculación entre Ministerios permite que se generen islas de calor como las que se muestran en las siguientes imágenes.


Se observa una grave contradicción que radica en el alto aprecio que las personas tienen por el arbolado urbano y la ausencia del árbol en las políticas de ciudad. Un ejemplo de esta situación radica en el contenido del Plan de Descontaminación del aire para la región metropolitana, donde, por la vía del silencio, se permite contar bosques urbanos y no se hace referencia al manejo del arbolado en la ciudad. Los bosques urbanos, que corresponden a mosaicos de vegetación nativa que ha quedado inserta en la ciudad deben ser una prioridad en la conservación urbana.

Las políticas que priorizaban el uso del automóvil (en cualquiera de sus formas), sobre todo en ciudades con alta contaminación del aire, están quedando en el pasado.

Santiago JM Del Pozo Donoso
Ingeniero Forestal
Experto en Arboricultura Urbana
arbol.cl@gmail.com
 

1 comentario:

  1. Muchisimas gracias por el artículo, referencia para promover politicas sustentables a nivel nacional. Saludos!

    ResponderEliminar

Todos sus comentarios son bienvenidos. Gracias por tu aporte