20 de abr. de 2011

HISTORIA DE LA SILVICULTURA URBANA: Estados Unidos de América


En no pocas ocasiones he visto y escuchado como las personas 
confunden conceptos básicos aplicables a los árboles en la ciudad. 
Se refieren a áreas verdes cuando en realidad están dando contenido
a temas de Forestación Urbana, sitúan la presencia del árbol
solamente con relación a la posición de edificios u otro tipo de construcciones,
cuestión que en definitiva resta fuerza al logro de un objetivo 
común: el fomento del arbolado urbano. A continuación presento un breve 
documento que ayuda a aclarar algunas de estas confusiones.


"En los Estados Unidos, el origen de la silvicultura puede encontrarse en una ordenanza de la ciudad de Filadelfia que requirió a los dueños de casas plantar árboles frente a sus puertas. Eso era en 1700, cincuenta años antes que Filadelfia empezara a plantar árboles en las calles de manera sistemática. En 1872, J. Sterling Morton introdujo el Día del árbol para fomentar la plantación de árboles en granjas en el estado de Nebraska y poco después los niños escolares adoptaron la idea y el día de la plantación de árboles se diseminó a todos los estados de la nación.

Para cuidar los árboles en la ciudad, Filadelfia otra vez tomó una posición de liderazgo, esta vez en 1896, cuando la ciudad contrató a su primer “jefe silvicultor”. Tres años después, en 1899, el Tree Warden Act of Massachussets requirió que todos los pueblos en el estado eligieran una persona que cuidara de sus árboles.

Aunque se reconoció muy temprano el valor de árboles en la comunidad, no fue hasta el avance destructivo de la enfermedad de los olmos holandeses en la década de los 30 que América verdaderamente se dio cuenta de la necesidad de cuidado continuo y organizado de los árboles municipales. La enfermedad en algunas comunidades del Medio Oeste mató a casi todos los elegantes olmos que embellecían los céspedes y se arqueaban sobre las calles y avenidas.

Eric Jorgensen, de la Universidad de Toronto, es reconocido por crear en 1965 el término “silvicultura urbana” aplicándolo “no a los árboles de la ciudad o al manejo de un solo árbol, sino al manejo de los árboles en toda el área influida y utilizada por la población urbana”.

En 1972, el Congreso pasó legislación modificando el Cooperative Forest Management Act de 1950 y encargó al U.S. Forest Service desarrollar un programa dirigido a la silvicultura urbana, principalmente para trabajar con silvicultores para proveer asistencia técnica a los gobiernos locales, organizaciones y personas particulares. Otro evento importante de 1972 fue el establecimiento de The National Arbor Day Foundation, mientras que su programa Tree City USA fue creado cuatro años después.

Una duradera contribución a la propagación de la silvicultura urbana ocurrió en 1978, cuando se dio la primera Conferencia Nacional de Silvicultura Urbana en Washington, D.C. La primera conferencia fue patrocinada por el U.S. Forest  Service y el State University of New York College of Environmental Science and Forestry. En 1982, la American Forestry Association (ahora American Forests) colaboró con el Forest Service para hacer posible el evento y desde entonces ha continuado la costumbre.

En 1990, el Farm Bill de ese año se convirtió en ley creándose así la legislación más importante de la silvicultura en la historia de la nación. Sus disposiciones:
  1. Amplió la autoridad del Forest Service para proveer subvenciones a gobiernos estatales y locales, grupos voluntarios y organizaciones no gubernamentales para la planificación y realización de proyectos de silvicultura. Más de $21 millones fueron destinados en el año fiscal de 1991. Se convirtió en un gran incentivo para que los estados en todo el país crearan consejos asesores y puestos de trabajo para coordinadores de silvicultura urbana y comunitaria y para coordinadores de voluntarios y para que desarrollaran planes de silvicultura urbana y comunitaria. 
  2. Estableció el National Tree Trust y una dotación de $20 millones para dar asistencia a las organizaciones no gubernamentales y para ayudar a las municipalidades a obtener árboles con el propósito de plantarlos en áreas públicas.
  3. Creó el National Urban and Community Forestry Advisory Council, encargado de desarrollar un plan de acción nacional y con autoridad para otorgar subvenciones en ayuda de la implementación de las disposiciones del plan.

Esto solo es una pequeña parte de la historia de las muchas contribuciones que han convertido a la silvicultura en lo que es hoy en día. Lo importante es notar que su comienzo es reciente. Es realmente joven y crece rápidamente. Lo que empezó hace siglos con la plantación de algunos árboles que ofrecían sombra a lo largo de las calles de tierra de una ciudad del este, sólo en las últimas décadas se ha convertido en una gran empresa de relevancia nacional. Desde el principio ha sido un proyecto conjunto entre el gobierno y los ciudadanos comunes. Ahora usted es parte de la silvicultura, todavía hay tiempo y necesidad de decisiones de liderazgo que harán una diferencia importante en cómo ésta contribuye a la calidad de la vida en los Estados Unidos."


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos sus comentarios son bienvenidos. Gracias por tu aporte