26 ene. 2009

SUPERFICIE DE AREAS VERDES POR HABITANTES

La Ordenanza del Plan Regulador Metropolitano de Santiago, en el capítulo 5.2, crea el Sistema Metropilitano de Areas Verdes y Recreación, cuyos componentes principales se muestran en la imagen que se encuentra a continuación, el que está constituído por los siguientes componentes: parques metropolitanos, parques intercomunales y áreas verdes complementarias.


Existen numerosos catastros que han considerado algunas de estas categorías, resultando muy dificil homologar criterios para su comparación, siendo las únicas categorías que estan presentes en todos estos estudios las de plazas y parques.  En algunos casos además se consideran bandejones y cementerios, en otros casos se adicionan las categorías de estadios y/o áreas recreativas de interés ecológico.  Es claro que los diagnósticos existentes se han concentrado en conocer la disponibilidad de superficies verdes existentes en lugares planos al interior del Gran Santiago.

El catastro encargado por CONAMA RMS el año 1992, en el ámbito público, se concentra en identificar solo plazas y parques, llegando a las 1800 hectáreas disponibles en el Gran Santiago y no incorpora la superficie de 700 hectáreas del Parque Metropolitano de Santiago, desconociendo la superficie total de áreas verdes de 2500 hectáreas.  En el cuadro siguiente se muestra la evolución de la cantidad de áreas verdes por habitante en el Gran Santiago, incorporando los antecedentes disponibles en los distintos diagnósticos elaborados desde 1992 a la fecha.



Si se considera la proyección de la población del Gran Santiago se observa que en promedio esta crece en aproximadamente 55 mil habitantes anualmente.  Para cumplir con un estandar de 9 metros cuadrados por áreas verdes, se requiere construir 49 hectáreas de áreas verdes por año. Este cálculo no considera el déficit histórico de áreas verdes que existe en el Gran Santiago.

Uno de los aspectos que se debe tener claro para determinar el déficit histórico de áreas verdes del Gran Santiago y proyectar los metros cuadrados de áreas verdes existentes radica en la definición de una metodología que permita comparar los resultados obtenidos.  Un camino cierto lo constituye la utilización de todas las categorías del Sistema Regional de Areas Verdes que considera la Ordenanza del Plan Regulador Metropolitano de Santiago, divididos en áreas verdes públicas y áreas verdes privadas, de tal forma que se podría llegar a una cifra de superficie de áreas verdes regional, constituyendose un subconjunto de este universo la superficie de áreas verdes del Gran Santiago.






1 comentario:

  1. Hola. Muy interesante el abordaje de una problemática que aún está invisibilizada para el común de los ciudadanos. Pero toda la información leída sufre de centralismo. ¿Qué pasa con la arborización, el rescate y el fomento del crecimiento de las áreas verdes en regiones? Ojalá se haga la luz con respecto a ese otro Chile que se deja de lado cuando se hacen estudios y se clarifican las problemáticas sociales como esta que tiene directa relación con el avance del desierto hacia el centro del país. De todas maneras se agradece toda la buena información volcada en esta plataforma, que sin duda sirve y mucho.

    ResponderEliminar

Todos sus comentarios son bienvenidos. Gracias por tu aporte