4 ago. 2011

PRECORDILLERA: actuamos como si el bosque esclerófilo estuviera en otro planeta

La Precordillera Andina o Contrafuerte Cordillerano es lo que vemos desde nuestras casas después de cada lluvia, es decir, cuando no hay smog en el aire de Santiago. Son miles y millones de árboles y miles de lugares boscosos que la ciudad se niega a reconocer, como si no existieran. Les doy un ejemplo: para construir el Plan Para la Descontaminación del Aire en Santiago (PPDA), desde inicios de la década del '90, CONAMA ha elaborada varios catastros de Áreas Verdes, los que han sido la fuente de las cifras de m2 de áreas verdes que hay en Santiago.



En ninguno de estos estudios se ha incorporado los árboles nativos de la precordillera, los que forman parte de las comunas de Las Condes, Lo Barnechea, La Reina, Peñalolen, La Florida. Tampoco se han incorporado los árboles presentes en la Cordillera de la Costa en las comunas de Maipú, Pudahuel o Lampa. 

Desde sobre el Tunel Lo Prado (Pudahuel) hasta Quebrada de la Plata (Maipú)

A pesar de su belleza, por rodear las zonas urbanas y su alta biodiversidad, ninguno de estos lugares tiene algún tipo de protección efectiva, solo han sido mencionados en la estrategia regional para la conservación de la diversidad, pero no existe una protección efectiva.


Uno de los casos más sorprendentes en este "paisaje de olvido" es el Bosque El Panul ubicado en la comuna de La Florida, respecto del cual recientemente se ha efectuado un reportaje en el Diario La Tercera: "El último Bosque Nativo de Santiago". ¿Podrá sobrevivir en esta época y para las futuras generaciones el bosque El Panul? Es importante señalar que es el último bosque ubicado en zonas más bajas (600 msnm) que queda en Santiago. Todos los demás bosques nativos del tipo esclerófilo que se encontraba en situación similar a El Panul ya fueron eliminados: YA NO EXISTEN.


El Plan Santiago Verde contempla como una de sus seis líneas de acción "la forestación de la Precordillera", sin embargo, a pesar de que forma parte del actual PPDA, aún no se retoma su implementación. ¿Que estamos esperando para comenzar a manejar nuestros bosques y reforestar lo dañado?. Está pendiente también la creación de un vivero regional que permita producir 100.000 árboles al año con características de especie y calidad requeridas por nuestra ciudad.


"Estoy convencido que es necesario innovar y cambiar el enfoque con que creemos ver a los árboles, los bosques y la vegetación de nuestra ciudad región."(SDPD)


1 comentario:

  1. Estimado JM, estoy muy complacido con su articulo el cual hay que compartir con la mayor cantidad de gente posible.
    Soy un amante de la cordillera y su naturaleza, consciente de que a los habitantes de Santiago nos aporta un tremendo elemento de salud mental y física, debido a su hermosura bio-diversa.
    Estoy seguro que hay muchos políticos que se dicen ambientalistas que les anima el tema de este proyecto de conservación y renovación, que es parte de nuestra capital. Saludos, César RIBBA G.

    ResponderEliminar

Todos sus comentarios son bienvenidos. Gracias por tu aporte