14 sept. 2018

CAMPAÑA!! : Poda de Árboles Urbanos solo en Junio y Julio.

  Haz clic aquí y entérate!!!!!  


Las podas de los árboles urbanos debe realizarse en los meses de junio y julio de cada año, cuando los árboles están en reposo vegetativo. Esta actividad de poda debe ser regulada mediante un Decreto Ley emanado de la Presidencia de la República para que se aplique en todo el país ( Ver Carta enviada ) De esta forma se respeta el ciclo anual de desarrollo de los árboles en calles, avenidas, plazas y parques. Las planificaciones de podas (regulares y extraordinarias) de árboles urbanos deberán ajustarse para que su realización se efectúe en los meses de junio y julio.

En la actualidad se realizan podas (generalmente corresponden a mutilaciones de ramas que no respetan el desarrollo del árbol) en cualquier mes del año, situación que facilita la perdida de humedad por las heridas que les son infringidas, elimina la posibilidad de uso correcto de sus reservas de alimento, desestabiliza la estructura del árbol. Las podas facilitan el ataque de hongos, bacterias e insectos: por eso considerar que en junio y julio las condiciones de frío y humedad favorecen al árbol.

Los árboles urbanos cumplen un ciclo: en primavera florecen, surge su follaje (caduco); en verano la fotosíntesis produce el alimento que les permite crecer y estar sanos, lo consumen y también lo almacenan en sus tejidos, comenzando a formar las yemas que utilizará para brotar al año siguiente; en otoño van cambiando de color sus hojas (caducos) y disminuyen su actividad gradualmente. En invierno y especialmente en junio y julio los árboles alcanzan su máximo reposo.

La regulación por Decreto Ley del período de poda permitirá tener mejores árboles, más sanos, con más vigor, más hermosos, que aporten a la sociedad los más de 25 beneficios que son capaces de generar (ambientales, sociales, económicos, culturales). También permitirá tener un mayor control sobre las acciones que se realicen sobre los árboles urbanos.

Esta normativa es necesaria y complementaria a la dictación de una Ley del Árbol Urbano para Chile.




12 sept. 2018

Aporte Texto Ley del Árbol Urbano a Ministro de Agricultura


Santiago, miércoles 5 de septiembre del 2018


Señor
Antonio Walker
Ministro de Agricultura
PRESENTE

De mi consideración:

Me dirijo a Ud. con motivo de su anunció realizado el día 28 de junio recién pasado, oportunidad en que dio a conocer su interés de enviar una Ley del Árbol Urbano al Congreso Nacional, la que señaló tiene por finalidad definir “cómo cuidamos los árboles en el mundo urbano”, para “apoyar la reducción de la contaminación del aire, embellecer las ciudades y mitigar los efectos del cambio climático”, propósitos que implica que los árboles sean gestionados de forma sostenible, llegando a generar los 25 beneficios que son capaces de aportar a las ciudades. Por ser un tema de mutuo interés me permito presentar a su conocimiento (se adjunta) una propuesta de Ley del Árbol Urbano que fue elaborada utilizando el enfoque centrado en el árbol individual que es propio de la Arboricultura Urbana, iniciativa publicada el año 2014 en mi blog sobre arboricultura urbana, web que supera las 5.000 visitas mensuales y más de 400.000 visitas en 10 años. También se incluyó el tema en un artículo de mi libro “Fundamentos de la Arboricultura Urbana”.

El texto de la propuesta de Ley del Árbol Urbano que ahora se expone brevemente busca generar sinergia en la institucionalidad pública, teniendo a las municipalidades como principales encargados de esta materia en el país. Considera la generación de nuevos elementos que son necesarios para la gestión sostenible del arbolado urbano a nivel nacional, regional, comunal y de barrios. Crea también diversos instrumentos y mecanismos que persiguen incrementar la calidad de la gestión que en este ámbito se realiza. También busca incorporar como una condición obligatoria la capacitación permanente del personal que trabaja en todos y cada uno de los niveles de gestión del arbolado urbano.

Es importante destacar que existen diferentes enfoques para abordar la gestión del arbolado urbano los que van desde la mirada de la silvicultura urbana, que para intentar funcionar adecuadamente ha definido el concepto de Bosque Urbano como el conjunto de árboles que existen en la zona urbana de una comuna o ciudad, entelequia que es la causa de numerosos problemas que afectan al arbolado urbano en la actualidad. También encontramos criterios de más antigua data como son los de tipo hortícola, ornamental, jardinero, paisajista, cuya aplicación dificultosamente puede llegar a mostrar resultados satisfactorios.

Estoy seguro señor Ministro que esta propuesta de ley del árbol urbano será un aporte real y consistente para el necesario perfeccionamiento de algunas ideas que ya circulan, toda vez que habiendo sido ya ampliamente difundida y recibiendo buenos comentarios, se ha convertido en un hito en la conversación que nos convoca. A modo de referencia señalar que desde el año 2015 se ha presentado a diversas organizaciones. De hecho, tan solo durante este año 2018 se han realizado charlas sobre su contenido en Talca, Santiago, Quillota, Los Ángeles, San Fernando, Santa Bárbara y Placilla, contando entre los asistentes integrantes de organizaciones no gubernamentales, funcionarios municipales, funcionarios de CONAF, líderes comunitarios, Alcaldes y Concejales. En un futuro próximo se espera realizar la misma actividad de difusión en Valdivia, Concepción, Mulchén, Yumbel, Peñalolén, La Reina, Villa Alemana y La Serena, entre muchas otras comunas del territorio nacional que espero visitar.

Le saluda cordialmente,


Santiago JM Del Pozo Donoso
Ingeniero Forestal
Experto en Arboricultura Urbana

Referencias:

Texto Carta Original entregada: