30 abr. 2014

EFECTOS DE LA SEQUIA EN EL ARBOLADO URBANO

En Chile llevamos cuatro años de sequía declarada y siete años de precipitaciones anuales menores al promedio de los últimos 30 años. La declaración de sequía se realiza cuando durante tres años consecutivos llueve menos que el promedio anual. Es muy importante que el gobierno decrete sequía ya que esa medida activa una serie de mecanismos legales que permiten ir en ayuda de las zonas rurales pobres. 

En la Gran Sequía del año 1968 se vio muy afectada la vegetación nativa rural y urbana. El año '68 se murieron todos los maitenes (Maytenus boaria Mol.) del Bosque de Apoquindo, El año 2012 era conocida la muerte de maitenes en la zona de Caleu de la comuna de Til Til. Tengo la referencia también del gran número de árboles que murieron en plazas y parques producto de la severa falta de agua que hubo en esa época. La sequía afecta también a la vegetación en zonas urbanas.

Algunas especies arbóreas viarias han mostrado mayor resistencia a la sequía, entre las cuales se encuentran melias, sóphoras y ceibos. Sin embargo, ejemplares adultos de falso acacio, acer spp y tilos han comenzado a morir.

Esta situación se agrava en comunas en las que a partir de 1990 se aplicaron severos programas de mutilación de árboles que tenían por propósito la disminución de la inseguridad ciudadana en la vía pública, los que por medio de la eliminación de ramas bajas buscaban lograr una disminución del tamaño de la copa y que los árboles crecieran en altura. De esta forma se lograba que la luz de las luminarias públicas no fuera interceptada por las copas de los árboles y las veredas tenían mayor iluminación.

No obstante el daño que se infringió a la vegetación urbana con las desproporcionadas e injustificadas medidas que se adoptaron contra el arbolado urbano en esa época, debido a que los árboles son seres vivos y vuelven a brotar, años después se instalaron luminarias adicionales en la mitad de los postes existentes. Pero el daño ya estaba hecho.

En la actualidad, a pesar de la sequía existente, las municipalidades continúan aplicando agresivos "planes de podas", los que no consideran que los árboles pierden agua por las heridas que quedan en los lugares de corte. Efectivamente, los árboles acumulan agua en sus troncos y ramas, agua que es tomada desde el suelo por las raíces y trasladada hacia las hojas donde se producen moléculas ricas en energía a través del proceso de fotosíntesis. El sentido común indica que si estamos en sequía (y los árboles no se riegan), la mutilación de sus ramas podría generar pérdidas de agua a través de las heridas generadas provocándoles la muerte. Pues bien, eso es lo que ha ocurrido.
Los árboles que no han brotado ya por dos primaveras seguidas siguen en pie como mudos testigos de la falta de criterio que ha existido en su manejo. Algunos de ellos son árboles a los que "se les subió la copa" hace una década. Primero se busca que suban y después se aplica el criterio de conservar la línea de los techos o skyline, procediéndose a mutilar "por lo alto" los árboles que cometieron el error de crecer.

La estrategia de emergencia que han seguido los árboles intentando sobrevivir ha sido rebrotar en ramas que no han sido intervenidas. Las ramas que han sido mutiladas en general no rebrotan. En el caso de árboles que han sido mutilados en todas sus ramas principales se observa que tienden a rebrotar en la parte media del árbol o a generar "chupones" que son rebrotes que nacen en la parte baja del tronco cerca del suelo.



En mi experiencia profesional he visto árboles de falso acacio (Robinia pseudoacacia) creciendo en las más diversas condiciones, desde la costa a la cordillera, inclusive soportando nieve en invierno, muy al norte y bastante al sur de nuestro país. A pesar de la plasticidad que presentan, en nuestras ciudades y comunas no ha logrado soportar el daño que se le infringe a través de la mutilación de sus ramas. Tengo la impresión de que para lograr tener en buen estado el arbolado urbano, además de saber manejar el serrucho es necesario conocer algo del funcionamiento de los árboles, de ecología, de mantención de árboles urbanos y disponer de una dosis de buen criterio.

Es posible que no se requiera invertir en corta de ramas de árboles urbanos y dejar esos presupuestos para invertirlos en riego de árboles urbanos, sobre todo en época de sequía.

Es probable que la sequía concluya....lo demás no sé.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos sus comentarios son bienvenidos. Gracias por tu aporte