12 abr. 2013

ARBORIZACIÓN DEL CASCO HISTÓRICO DE SAN FELIPE


Zona urbana de San Felipe, marzo de 2013
Al año 2012 la población de la comuna de San Felipe, V Región de Valparaíso, asciende a 78.575 habitantes, cifra superior en un 22,53% que la registrada el año 2002. Lejanos se encuentran los tiempos de la creación de la comuna de San Felipe de Aconcagua en 1770, año también en que el Rey Carlos III de España le entregó a San Felipe el título de Ciudad. Ubicada en el Valle del río Aconcagua, posee un clima mediterráneo continentalizado. En el verano se caracteriza por ser una zona muy calurosa, de altas temperaturas y alta radiación UV, y en invierno, se caracteriza por la presencia de lluvias torrentosas y temperaturas bajo 0 °C generándose por éste motivo el fenómeno frío denominado "heladas".  

Casco Histórico de San Felipe
(9X9 manzanas)
En la foto de la derecha se muestra la superficie urbana del Casco Antiguo de la comuna de San Felipe, enmarcado por tres Alamedas y siguiendo la forma de damero, según la costumbre española del siglo XVI, quedando conformado por un total de 49 manzanas.  Es posible observar la predominancia del color café en sus distintos tonos, o dicho de otra forma: en  la imagen no es posible observar presencia de copas de árboles en las veredas de las calles de San Felipe, falta de árboles que es el resultado de un proceso que tiene al menos tres causas: a) el crecimiento de la ciudad ha eliminado las antiguas acequias que cruzaban de lado a lado la ciudad, b) No ha existido preocupación por cuidar los árboles que a fines de la década de los '80 fueron establecidos allí y c) la mayor parte de los árboles remanentes que es posible encontrar en las veredas del casco histórico de San Felipe han sido "podados" de forma excesiva hasta la mutilación. 

La situación descrita representa una brecha importante en lo relacionado a los Múltiples Beneficios que los árboles urbanos pueden proveer, aportes que no están siendo percibidos por la comunidad de San Felipe. Sabemos que los árboles regulan la temperatura local atenuando las temperaturas máximas y mínimas, hacen más amable el paisaje, proveen de tranquilidad sicológica, proveen de hábitat a las aves  y contribuyen a que las personas enfermas recuperen más rápido su salud, entre otros tantos aspectos que los árboles urbanos son capaces de generar.

En un breve recorrido por las calles del Casco Histórico de San Felipe es posible encontrar numerosos árboles secos en pie, es decir, habiéndose secado esos árboles hace ya algún tiempo, no se ha procedido a su retiro de la vía pública y tampoco a su reemplazo por árboles urbanos saludables. Dicho recorrido permitió también identificar la presencia de numerosas casillas o tasas sin árboles.
  

La situación descrita demuestra que el arbolado urbano de la comuna de San Felipe, hasta la fecha no ha tenido ninguna prioridad, que no existen presupuestos destinados a la mantención del arbolado urbano y que no han existido recursos humanos calificados para gestionar el arbolado urbano viario, encontrándose en manos de vecinos y vecinas de buena voluntad el remanente de árboles que  aún se puede observar en sus calles, como era la costumbre en Chile a inicios del 1700.

Árboles Urbanos de mejor desarrollo en San Felipe.

La falta de árboles urbanos en el Casco Histórico de San Felipe puede deberse a diversas causas, pero una de ellas debía ser dilucidada con rapidez: ¿El clima severo de San Felipe es causa de la muerte de los árboles urbanos? Para despejar esta duda se realizó un recorrido por los distintos sectores urbanos de San Felipe, más allá del Casco Histórico, y fue notoria también la falta de árboles en veredas, bandejones y áreas verdes que en ellos se observó.

Sabemos que la vegetación natural de la zona de Aconcagua es el bosque esclerófilo, con presencia de  quillay, espino, litre y peumo en el estrato arbóreo. En aquellos lugares más expuestos se encuentran formaciones más xerofíticas en las que predomina el algarrobo. Estos mismos árboles han sido establecidos en las veredas de la zona urbana por vecinos, situación que es posible observar en las fotos de más abajo, donde de izquierda a derecha, se muestran ejemplares urbanos de algunas especies nativas: Schinus molle (pimiento boliviano), Quillaja saponaria (quillay) y Prosopis chilensis (algarrobo).


Estas tres especies forman parte de un catalogo que contiene un total de 16 especies arbóreas, las que han sido utilizadas en la zona urbana de San Felipe y se observan en terreno en las mejores condiciones, motivo por el cual el Ingeniero Forestal que construyó el catalogo señalado, Sr. Santiago JM Del Pozo Donoso, las recomiendas para su utilización en la zona urbana de San Felipe, en distintas situaciones a definir.

Cuantificación de la Brecha de Árboles Urbanos.


Se procedió a realizar un catastro del número de casillas en veredas que están disponibles para plantar árboles en ellas. Se consideraron tres situaciones: a) casillas disponibles que contienen tierra, b) casillas disponibles que han sido pavimentadas, y c) casillas que actualmente contienen árboles secos o en mal estado. Se incorporó una categoría adicional que caracteriza a todas aquellas casillas en las que no habiendo árboles se ha instalado en ellas un letrero. Para lograr el objetivo, un equipo conformado por dos personas, Waldo Pereira  y  Claudio Montecinos, de la Consultora Elchen, recorrió el casco antiguo de San Felipe, actividad en donde también se contabilizaron los árboles viarios en buen estado.

El catastro de casillas susceptibles de ser incorporadas en un Proyecto de Arborización para el Casco Histórico de San Felipe concluye en la identificación de 1538 casillas sin árboles, las que representan un 47% del total de árboles que originalmente se plantaron en esta ciudad. En la condición de arborización completa de las calles de la ciudad del casco antiguo de la ciudad de San Felipe, deberían encontrarse 3286 árboles en total, situación lejana a la realidad actual donde solo fueron identificados 1748 árboles.

En el gráfico siguiente se muestran las categorías utilizadas en el catastro realizado, señalando al mismo tiempo el porcentaje con que cada categoría participa en el total de casillas y de árboles inventariados.

De la información reflejada en el gráfico anterior destaca que en el Casco Histórico de San Felipe existe tan solo la mitad de los árboles urbanos que allí se puede establecer. Es relevante señalar que muchos de los árboles existentes han sido severamente dañados por la aplicación de la mala práctica llamada "desmoche" o "poda del alcalde" .

El proyecto de Arborización del Casco Histórico de San Felipe.

Para proceder a la arborización del Casco Histórico de San Felipe se requiere la habilitación de 953 casillas que en la actualidad se encuentran pavimentadas, comprar 1538 árboles de más de 2,0 metros de altura y tutores, mejorar mediante enmienda el suelo de las casillas en que serán establecidos los árboles, asegurar la mano de obra, insumos, transporte, riego y otros insumos necesarios. Esta tarea debe contemplar también la realización de una campaña de sensibilización que involucre a la comunidad en su conjunto en el cuidado de los árboles que se establecerán.
Para avanzar en la implementación del Proyecto de Arborización del Casco Histórico de San Felipe se requiere identificar una adecuada estrategia de financiamiento que involucre al conjunto de organismos, empresas e instituciones de la comuna, esfuerzo conjunto que posibilitará poner a disposición del proyecto todos los elementos que non necesarios para ejecutar una iniciativa de arborización urbana de calidad. Está comprobado que la arborización urbana no se puede realizar con arbolitos pequeños, que no tienen presencia, los que son destruidos con el tráfico humano cotidiano.


El proyecto de Arborización que nos preocupa contempla los siguientes objetivos:

Objetivo General:


Generar las condiciones que permitan a la Municipalidad de San Felipe, en una primera etapa, la arborización del casco histórico de la ciudad de San Felipe, mejorando el entorno y dotando a la ciudad de un conjunto de servicios ambientales que los árboles urbanos son capaces de proveer.

Objetivos específicos


  1. Cuantificar el problema de falta de árboles en distintos sectores de la comuna de San Felipe, en sectores priorizados en conjunto con la Municipalidad de San Felipe.
  2. Generar Planes y Proyectos de Arborización Urbana en los que confluyan la Municipalidad de San Felipe, empresas y la comunidad inserta en cada sector.
  3. Implementar los proyectos elaborados que cuenten con los recursos necesarios para su realización.

Alcalde de San Felipe, Patricio Freire.
Es importante avanzar en paralelo en el desarrollo de capacidades que permitan que los 1538 árboles que se establezcan puedan ser mantenidos en el tiempo, para lo cual es necesario, al menos, regarlos, reemplazar oportunamente los árboles dañados, fertilizar cuando corresponda, educar a la población en el cuidado y mantención de los árboles y, por sobre todo, poner la poda en función del desarrollo de los árboles, prohibiendo que los árboles sean podados por personas sin capacitación en poda y mantención de árboles. 


Mapa del Trazado de la Fundación de San Felipe


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos sus comentarios son bienvenidos. Gracias por tu aporte